Servicios de fumigaciones en Asturias

Fumigación
en Asturias

Gracias a la experiencia en el sector del control y el tratamiento de plagas, en INTERPLAGA contamos con los recursos técnicos y humanos para realizar tareas de fumigación en Asturias y localidades cercanas. Dicho procedimiento nos ha permitido contar con los mejores resultados.

Empresas de fumigación en Asturias           

Mediante las fumigaciones es posible erradicar distintas plagas, tales como insectos, hongos y bacterias. Permita que nuestros especialistas realicen un diagnóstico y eliminen de manera rápida una amplia variedad de insectos. Estos, de una u otra forma, perjudican las distintas actividades humanas.

A lo largo de la historia, la humanidad ha luchado por impedir la proliferación de las plagas. Diferente a lo que muchos piensan, no solamente pueden afectar la salud, también el sistema financiero. Es el caso de los cultivos. Quienes se dedican a estas actividades podrían perder su patrimonio. Efectos de malezas, artrópodos y a algunas aves y reptiles pueden ser la causa.

Nuestra empresa de control de plagas le ofrece precios sumamente competitivos y asesoramiento gratuito, por lo que no hay excusa para pasar por alto el servicio de fumigaciones que ofrecemos. Somos una empresa de fumigación a su alcance.

Servicio de fumigación y erradicación de plagas

Aunque es cierto que muchas especies de cucarachas, ratas y hormigas se pueden combatir por medios propios con productos de fabricación comercial y casera para impedir la proliferación de bacterias, en algún momento es necesario recurrir a especialistas que apliquen métodos mayores como las fumigaciones. Estas son una estrategia más potente para su exterminio.

Tenemos en cuenta todas las recomendaciones para que en el momento de hacer la intervención en sus estancias se tomen todas las precauciones posibles. Estas han de ser tomadas tanto por parte suya y de los demás habitantes como por nuestros profesionales.

Además, le daremos los consejos más apropiados para que su lucha por combatir las plagas y prevenir su aparición no termine allí.

Compruebe usted mismo la efectividad y profesionalidad de nuestros servicios de fumigaciones en Asturias.

La fumigación es un proceso químico a través del cual puedes desaparecer una plaga de insectos u organismos que provocan algún tipo de daño. Las plagas varían dependiendo del clima, las condiciones del suelo y la higiene del lugar, por ello es importante elegir la fumigación adecuada a la plaga existente en tu estancia.

El objetivo principal de la fumigación dentro es el de lograr un mayor grado de higiene, sobre todo en áreas como cocinas y almacenes, manteniéndolas libres de plagas como hormigas, cucarachas y roedores, los cuales pueden transmitir microbios a los alimentos que serán preparados posteriormente para el consumo. La presencia de plagas puede generar que quienes vayan a ingerir esos alimentos no solo se puedan indigestar provocándoles malestares estomacales, sino que se pueden intoxicar gravemente.

Existen varios tipos de fumigación según diversos factores:

Fumigación con polvo

Solo se utiliza en puntos estratégicos no visibles de oficinas, comedores, cocinas, depósitos y almacenes; lugares en los cuales no exista mucha humedad ni bajas temperaturas, siendo este producto inodoro y con la característica de que no se suspende en el ambiente. Esto es así porque el producto tiene una alta capacidad adherente, lo que permite colocarlo en puntos estratégicos no visibles y así evitar el exceso de polvo por todos lados.

Fumigación con líquido

Se aplica mediante la utilización de un rociador con el cual se asegura la presión y la correcta colocación del químico en lugares de difícil acceso. Este se aplica a la altura del rodapié y son ampliamente efectivos contra los insectos, además de ser inodoros.

Fumigación con gel

Es un producto de última generación, especial para aplicarlo en diminutas cantidades debajo de equipos electrónicos como ordenadores, teléfonos y televisores. Esto provoca que los insectos salgan de estos equipos, matándolos a los pocos minutos de haber consumido el producto y logrando de esta manera una fumigación más profunda y efectiva. Se usa el gel porque ni el polvo ni el líquido se puede aplicar dentro de los equipos electrónicos.

Fumigación con gas

Se emplea regularmente para combatir insectos voladores mediante un método de nebulización al interior del inmueble, logra que el producto llegue a todas las áreas en tratamiento, controlando de inmediato la plaga.

Es sumamente importante para nosotros informar al cliente del grado de toxicidad de la sustancia utilizada, para tomar las precauciones adecuadas y no enfrentarte a posibles accidentes.

Algunas de las ventajas de las fumigaciones son:

– Garantizar en su hábitat mejores condiciones sanitarias.
– Proporcionar confianza y seguridad de que los productos que se comercializan o se van a consumir se encuentren libres de insectos y/o agentes infecciosos.
– Reducir el riesgo de enfermedades y epidemias.
– Disminuir el riesgo de pérdidas por daños en materias primas productos almacenados o de consumo directo.
– Disminuir la pérdida de calidad y cantidad en productos almacenados.
– Mejorar el nivel de conocimiento sobre normas de higiene y salubridad más convenientes, y la magnitud e implicaciones que estas tienen sobre los negocios y la vida.

Los fumigantes se difunden y penetran en ranuras, grietas y mercancías eliminando las plagas en todas las fases de su ciclo de vida. Pueden alcanzarse niveles de eliminación de las plagas superiores al 99%. Cuando se utilizan a las concentraciones correctas y adecuadas, dejan residuos insignificantes, por lo que se pueden utilizar con seguridad para tratar productos alimentarios. Debido a su poder de penetración, pueden ser utilizados en lugares donde cebos, polvos o aerosoles no serían eficaces.

¿Qué es recomendable hacer después de una fumigación?

1. Tiempo de reingreso
Reingresar a la casa una vez que haya pasado el tiempo indicado de cada caso. Es recomendable al ingresar abrir ventanas para dejar circular el aire.

2. Trapear después de fumigar
Al trapear deja una separación de 15 cm en todos los perímetros de la casa por lo menos 4 días, esto ayuda a conservar el efecto del producto por mas tiempo.

3. Uso de limpiadores y detergentes
Evita detergentes y químicos potentes para el aseo como el cloro, desengrasante, desinfectante, etc. al menos durante 4 días, esto mantendrá el producto por más tiempo.

4. Lavado de utensilios u otros objetos
En algunos casos es necesario lavar los trastes y utensilios pero dependiendo del caso te indicararemos si es necesario o no lavar utensilios u objetos en la zona de aplicación.

5. Fechas de refuerzos
Sabemos que no todos los casos son iguales por lo que dependerá de cada uno que se deban realizar los refuerzos en tiempo y forma con la finalidad de romper con el ciclo reproductivo de las plagas cuando sea necesario.

Estos son algunos de los consejos generales que te damos pero, como hemos mencionado, va a depender de cada caso que se efectúen unos u otros. No has de preocuparte, pues nuestro equipo te indicará qué debes hacer en tu caso particular durante todo el proceso. Tu seguridad y la solución al problema están garantizadas con nosotros.